Cartas Pastorales

Contemplar el Evangelio de hoy jueves 15 de diciembre de 2022

Día litúrgico: Jueves 3 de Adviento

Texto del Evangelio (Lc 7,24-30):

Cuando los enviados de Juan el Bautista partieron, Jesús comenzó a hablar de él a la multitud, diciendo:

“¿Qué salieron a ver en el desierto? ¿Una caña agitada por el viento? ¿Qué salieron a ver? ¿Un hombre vestido con refinamiento? Los que llevan suntuosas vestiduras y viven en la opulencia, están en los palacios de los reyes. ¿Qué salieron a ver entonces? ¿Un profeta?  Les aseguro que sí, y más que un profeta.

El es aquél de quien está escrito: Yo envío a mi mensajero delante de ti para prepararte el camino.

Les aseguro que no ha nacido ningún hombre más grande que Juan, y sin embargo, el más pequeño en el Reino de Dios es más grande que él”.

Todo el pueblo que lo escuchaba, incluso los publicanos, reconocieron la justicia de Dios, recibiendo el bautismo de Juan. Pero los fariseos y los doctores de la Ley, al no hacerse bautizar por él, frustraron el designio de Dios para con ellos.

Palabra del Señor.

Reflexión

En el evangelio de hoy luego de la respuesta que da a los enviados de Juan, Jesús hace un elogio incondicional del Bautista. Pone de manifiesto públicamente que se trata de un profeta excepcional, por la austeridad de su vida, por la energía de sus denuncias, por su fidelidad a la tradición profética, por su testimonio acerca de la inminencia del Mesías.

Juan era un profeta lleno de humanidad, a pesar de su carácter estricto, penitencial y radical. Él se sabía servidor de la verdad. Por eso fue sincero hasta la dureza y la falta de diplomacia; tanto, que su rectitud y amor a la verdad le costaron la vida al recriminar a Herodes Antipas el estar casado con Herodías, la mujer de su hermano Filipo.

También fue un hombre humilde y, por lo mismo, sensato. Podría haber manipulado su popularidad  en provecho propio, pero no cedió a la tentación de darse importancia. Él sabe muy bien que su persona y actividad profética están en función de otro superior a él: “Mi alegría está colmada; Él tiene que crecer y yo tengo que disminuir” (Jn.3, 29s). Finalmente, fue un testigo. Su repetido testimonio profético sobre Cristo responde a la misión que se le había confiado: preparar los caminos del corazón humano para discernir los signos de los tiempos mesiánicos ya presentes en Jesús de Nazaret, el esperado y desconocido mesías.

Del mensaje de este fascinante y recio profeta del desierto es bueno destacar en este tiempo de Adviento la conversión efectiva al amor y la justicia. Nuestro mundo experimentaría una profunda revolución social, la más eficaz, solamente con que cada uno practicara esta breve consigna: convertirse al amor y a la justicia. La fe y la conversión cristianas son praxis ética de un amor liberador que comunica a los demás la salvación recibida de Dios y el amor con que somos amados por él con misericordia inagotable; por eso acaban necesariamente en el amor a los hermanos y en la pasión por la justicia.

Convenirse a Dios y al hombre, empezar a ser cristiano, es optar por la honestidad insobornable en el aspecto personal y familiar, social y político, administrativo y empresarial, profesional y educativo, informativo y sindical. Pues la justicia social y la equidad, el amor y el respeto a los demás no se establecerán en la sociedad automáticamente a golpe de leyes y reformas estructurales, sin convertirse las personas mediante un cambio radical de criterios y conducta.

¿Qué pensamos nosotros de Juan el Bautista? Y sobre todo, ¿Cuál es nuestra actitud con respecto a Jesús? Nos vamos acercando a la Navidad: ¿Sabremos descubrir al Precursor del Mesías en la figura de Juan? ¿Y sabremos reconocer a Jesús como el enviado de Dios que nos llama a formar parte de su Reino?

Enséñanos, Señor, a alabarte porque eres fiel a tu alianza y vistes al pobre y desnudo cubriéndolos con tu ternura. Abre nuestro corazón a tu amor y tu cariño; y para responder satisfactoriamente a Cristo que viene, ayúdanos a convertirnos seriamente al amor y la justicia. Amén.

Bendiciones.

(Visited 28 times, 1 visits today)